El funcionamiento de la publicidad

Dos artículos.
El primero, 10 claves del medio económico alternativo “El Salmón Contracorriente” para comprender la publicidad. Algunas no dejan de ser obvias, pero es importante recordarlas.
http://www.elsalmoncontracorriente.es/?10-claves-para-entender-el

Según Serge Latouche, al que tuve el honor de ver en directo en una conferencia hace unos años, hay tres pilares que mantienen en movimiento el capitalismo a través del consumo: la publicidad, la obsolescencia programada y el crédito fácil. Hoy toca pensar sobre el primero.

Segundo. Periódico Diagonal nos trae “Señales en el Súper para comprarlo todo”. La publicidad en el punto de venta es otra de la herramientas del consumo rápido, emocional e impulsivo. Ahí vá:
https://www.diagonalperiodico.net/saberes/30007-senales-super-para-comprarlo-todo.html

¡Ya soy banquero!

Hola,
este post viene a cuento porque ¡ya soy banquero!
Y no, no me refiero a esta campaña de Bankia

Imagen
Me refiero a que he dado un paso más en gestionar mis finanzas de forma sostenible y alternativa al capitalismo y me he convertido en  cooperativista en Coop57.

Imagen(Ideológica y técnicamente no soy banquero, sino cooperativista. Pero ese título tenía más enganche)

Este post viene a contar esta novedad en mi camino de desenganche, pero también quiere hacer una reflexión. Normalmente cuando le cuento a la gente esta experiencia en la que estoy embarcado desde hace año y medio las reacciones son en su mayoría de apoyo y basadas en actitudes que valoran la intención de los actos. Es decir, a todo el mundo le parece muy bien que saques tu dinero del banco para apoyar banca ética. Sin embargo,
luego demuestran que no han aprendido nada con la crisis cuando comentan: “pero claro, la gente no hace esto  porque al final quieren rentabilidad”.

Y ahí me enciendo, aunque me controlo y soy educado. Pero vamos a ver, ¿qué rentabilidad? ¿No habíamos quedado en que los bancos han quebrado? ¿En que Bankia, por ejemplo, ha necesitado entre 23.000 y 55.000 millones de euros para sanear sus cuentas? ¿En que la UE ha rescatado a la banca española con entre 50.000 y 60.000 millones de euros porque había que tapar un agujero? ¿No hay miles de personas afectadas por la preferentes? ¿Aun se cree la gente que el capitalismo
es más dinero y desengancharse es irse al campo a criar setas? ¿Pero en qué mundo viven? ¿Pero es que la gente está tonta o está tonta? (Paro aquí, que ya les he dicho que me enciendo)

Es curioso que con 6 millones de parados aun la gente hable del capitalismo como el sistema de la prosperidad y del resto de opciones como algo que te obliga a renunciar a comodidades. Lean este artículo sobre como Noruega y Suecia desalojaron el país al 1%. No son precisamente comunistas y si hay que definirles de alguna manera son economías mixtas de base capitalista. Pero lean y empezarán a ver que es lo que marca la diferencia.

Y si son ustedes de los que todavía creen que en una conversación ilustrada proponer una alternativa al capitalismo es hablar de la URSS, vean este video sobre el reparto de la riqueza en Estados Unidos y comprenderán que además del blanco y negro, hay toda una gama de grises y miles de colores.

También es curioso que la gente siga pensando que el dinero en el banco genera más beneficios que en cooperativas de crédito y de inversión. Si es usted millonario, quizá, pero ¿su nómina? ¿su pensión? El interés del 99% por quedarse en los modelos del capitalismo y el miedo a abandonarlos, me recuerda a esta foto.
Imagen
Pero no me voy a extender. Mejor les pongo el ejemplo de mi experiencia.

Desde la semana pasado he invertido una pequeña parte de mi dinero en una coperativa denominada COOP57. Esta cooperativa funciona como un banco de inversión. No hay cuentas corrientes, pero puedes guardar ahí tus ahorros.
Esos ahorros se inverten en diferentes proyectos y recibes una rentabilidad por ello. ¿Por qué es diferente?
En grandes rasgos:

  • Se invierte en economía real, ya que se financia proyectos cooperativistas. Nada de especulación.
  • Se mira la rentabilidad de los proyectos que se financian, pero también si cumplen con los principios básicos de sostenibilidad, ética, etc.
  • Los participantes no son accionistas (por eso en realidad no soy banquero), sino cooperativistas. Puedes ahorrar, pero también participar en las asambleas, elegir, y ser elegidos para los órganos sociales. (¿Se imaginan que con su cuenta en el Santander le pudiesen elegir para dirigir una parte del banco?)
  • Si te dan un préstamo, pasas a ser parte de la cooperativa. Es decir, no hay relación banco-cliente, sino que los intereses de ambas partes pasan a ser comunes. Eso ha hecho que la morosidad sea menor que en el resto de entidades.- Y algunas diferencias más que podéis consultar en la web aquí

Yo he invertido una parte de mi dinero por ética, pero también por rentabilidad. Porque en este momento la cooperativa se está convirtiendo en la forma más rentable de trabajo e inversión. No es la única cooperativa de la que formo parte. Cuando cambié de proveedor eléctrico, también pasé a formar parte de la cooperativa Som Energia. Y hace unos meses me involucré voluntariamente en la cooperativa Más Público, formada por los trabajadores despedidos por Público, que edita actualmente la revista mensual La Marea.

Pues vean:

  • Mientras el prospero modelo capitalista que te permite hacerte banquero ha creado el pufo de las acciones de Bankia, que salieron a 3,75€ y actualmente valen un céntimo, el sacrificado sistema cooperativista Coop57 repartió el año pasado un 2% de beneficios después de reinvertir una parte. Claro, la gente quiere rentabilidad, por eso se queda en Bankia. Giño el ojo y repito foto.

Imagen

 

  • Mientras el Mundo y El País, grandes empresas ellas, prosperos negocios de implantación nacional con extensiones internacionales, pura #marcaespaña, despiden centenares de trabajadores, la Marea se dispone a contratar a 4 trabajadores. Entre otras cosas porque no tiene directivos ni accionistas que alimentar. Sólo trabajadores y cooperativistas.

Por cierto, no busquen esta información en la tele o en los grandes periódicos. No va a salir. No hace falta que explique por qué.

Les invito a que se quiten la venda de los ojos y  la cuerda que les ata a la silla. Ustedes mismos se la ponen. Este es un blog para “Desengancharse del capitalismo”, no para hacer el bien como una ONG o un misionero. Me considero buena persona, pero no intento vender un camino de “buenismo ilustrado”. Como pongo en mi descripción,
 yo soy tecnófilo, consumidor de cultura popular y bastante normalito. Si hago esto es porque he visto que el mundo antiguo se ha caído y no se va a volver a levantar por mucha droga que le estén metiendo en forma de crédito los bancos centrales.
Hay que cambiar de modelo. Hay que caminar a uno más sotenible. Por el planeta, por todos, pero sobre todo por uno mismo. Sobre todo para tener tu dinero invertido en economía real y no en derivados. ESO es rentabilidad.

Les dejo con un enlace a la campaña 15MparaRato. Pasen, vean, lean y luego mediten: ¿ese es el sistema del que tengo miedo de marcharme?

http://15mparato.wordpress.com/

Estoy evaluando próximos retos. Ha llegado el momento de buscar nuevos palos que tocar. Ahora mismo estoy investigando posibilidades. En cuanto haya novedades, se las contaré aquí.
¡No se lo pierdan!

Protestar está bien, pero hay que actuar.

Si. Es cierto. Dicen que los niveles de indignación en España están alcanzando cuotas muy elevadas. Que en cualquier momento esto puede estallar. El otro día El País publicaba una encuesta de Metroscopia en la que afirmaban que 7 de cada 10 españoles piensa que estamos al borde del estallido social. (Por lo que veo, debe ser que están esperando a que se levanten los otros 3). Va uno por la calle y escucha a las señoras: “Aquí va a pasar algo”. Ocurren suicidios, gente que se quema a lo bonzo, ocupaciones de bancos, etc, etc.

Y entre todo esto, las mareas.

Imagen

Primero fue la marea verde, reivindicando una educación pública de calidad. También la vitoreada marea negra o marcha negra de los mineros (aderezada con algún que otro lanzacohetes de bolsillo artesanal). Ahora le toca a la marea blanca de los médicos. Y a continuación nos llaman el 23F a una manifestación contra el golpe de los mercados.

Iré, porque creo que hay que estar ahí por ética y por dignidad. Pero señoras y señores, me van a permitir que les critique un rato. Si, si, han leído bien. Que les critique.

Me he manifestado en los últimos años más que en toda mi vida anterior. Que si la huelga general, que si la marea esta, que si lo otro, aquello, lo de más allá… Y a todas las manifestaciones que he ido, he estado contento de ir. Incluso a la de Rodea el Congreso, a pesar de que me confirmó que la policía en España es anticonstitucional. Esto de la poli es un post a parte para otro día, pero de momento lean esto de su Constitución:

Artículo 104
1. Las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, bajo la dependencia del Gobierno, tendrán como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana.

¿Qué derechos y libertades? Por ejemplo:

Artículo 21
1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.
Artículo 17
2. La detención preventiva no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y, en todo caso, en el plazo máximo de setenta y dos horas, el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición de la autoridad judicial.

Otro día podemos hablar de esto, pero este blog es de desenganche del capitalismo y el tema para hoy es una crítica a todos los colectivos afectados por el capitalismo y que creo que aun no se han dado cuenta de la profundidad del asunto.

Salir a protestar es necesario. En primer lugar, crea conciencia civil y de grupo. Se generan redes y mensajes que ayudan a defenderse. También sirve para desvelar a otros grupos la situación propia que nunca llegarían a conocer sin el impacto que una manifestación tiene en los medios de comunicación. Y, por último, se supone que genera una presión en la opinión pública que puede hacer al gobierno rectificar.

De los dos primeros puntos no tengo ninguna duda, pero creo que el último es cosa del pasado. No me quiero extender mucho explicando como hoy las decisiones ni siquiera las toma nuestro gobierno, pero es el asunto clave del que se debe reflexionar y que engarza con la temática de este blog.

Señoras y señores de diferentes mareas: el gobierno no manda. Manda el sistema. Tenemos un gobierno que se cree el sistema, es verdad, pero en realidad no manda. El sistema le impone al gobierno sus políticas. Y en el caso de nuestro gobierno están encantados, porque afianzan el estatus social de su gente frente a los demás.

Esto siempre ha sido así, pero antes al menos había aduanas, una moneda propia, bancos nacionales, regulaciones, etc, que permitían plantarle cara al tsunami del mercado. Pero hoy, en un mundo global en lo que a finanzas y mercados se refiere y con un país sometido al régimen monetario del Banco Central Alemán Europeo, el mercado dicta las normas. Y lo hace cada día: con una prima de riesgo que axfisia el sistema financiero y con unas subastas de deuda pública condicionadas a nuevos recortes. No me quiero extender, así que si quieren entender bien esto tienen 3 documentales que ya he colgado en alguna ocasión que lo explican perfectamente:

1. Capitalismo: una historia de amor http://vimeo.com/44007400

2. Debtocracy (explican mejor el entorno europeo) http://www.youtube.com/watch?v=KX82sXKwaMg

3. Inside Job https://www.youtube.com/watch?v=KEpP3YW6b_Y

¿Dónde quiero llegar con todo esto? Pues que por mucho que se manifiesten ustedes contra el gobierno no van a conseguir nada más que cambiar el gobierno. Y ya saben de que ha servido cambiar a Zapatero por Rajoy. ¿Quiero que nos manifestemos contra el sistema? NO. Pido acción. Acción en el corazón del sistema. Acciones como las que he ido probando en este blog, pero también otras.

Perdón de antemano, porque me voy a poner un poco vehemente y acusica. Que no se enfade nadie, sólo quiero “pinchar” en sus conciencias para movilizarles. Empezamos.

¿Cuántos maestros que se han manifestado en la marea verde y han secundado las huelgas siguen cobrando sus nóminas en Bankia? Pues por lo que me han contado, muchísimos. Profesores y profesoras. Con todos mis respetos: ¿es que no ven el “problema”? A sus interinos les despiden y a ustedes les recortan para pagar el rescate a Bankia y el resto de bancos y cajas. Si mantienen ustedes allí sus nóminas, les están enchufando directamente el capital obtenido por su trabajo para seguir manteniendo ese tremendo castillo en el aire que está arruinando a este país. ¿Por qué no se cambian a la banca ética? Empiecen a sacar sus nóminas de funcionarios explicando por qué lo hacen y estoy convencido de que al sistema bancario y al lacayo que tienen en el Gobierno de España le importará mil veces más que un millón de mareas.

¿Cuántos médicos de la marea blanca compraron los regalos de Navidad en el Corte Inglés? No es una coña. Pregunten, pregunten. Señores médicos, ustedes son de lo más inteligente de cada generación. ¿Por qué esto no lo ven? ¿No ven que la privatización de la gestión terminará cayendo en esas manos? Si no en el Corte Inglés, en algo similar. De entrada el Corte Inglés ha pagado en bastantes ocasiones las nóminas de la policía municipal de Madrid, así que no estoy pensando en nada raro.  ¿Quieren ustedes que el vecino del centro de salud se sume a la protesta? Pues puede empezar por ir usted a comprar a su tienda de barrio, donde estará ayudando a un posible usuario de su centro de salud y no a una entidad financiera que con su dinero comprará sus derechos laborales.

Con los mineros no me voy a meter, que no conozco su situación suficientemente. Bueno, y porque no hay h**vos 😉

¿Cuántos manifestantes del día de la Huelga General van de compras buscando la ropa más barata que encuentran en Primark, Zara u otras cadenas? ¿No conocen cuales son las condiciones de trabajo que hacen posible esos precios? Miren esto -> http://www.elmundo.es/elmundo/2012/01/14/galicia/1326541713.html ¿De verdad creen que los empresarios van a pagar un salario mínimo de mil euros o respetar sus derechos laborales pudiendo marcharse a Marruecos en esas condiciones o a la India en condiciones aun peores? Ustedes mismos, consumiendo sin preocuparse del origen de los productos, generan la competencia de sus trabajos con la semiesclavitud. Cada vez que compran una camiseta a un euro sin preguntar como es eso posible están echando tierra sobre sus propios derechos laborales. Empiecen a mirar las etiquetas y a consumir productos de comecio justo o artesanales de su entorno, y verán que pronto no sale rentable el sistema actual y la solución a todo no será bajar costes laborales. Y esto es aplicable a todos los productos de consumo: ¿saben como se fabrican los productos de Apple? Lean -> http://www.solidaridad.net/_articulo7020_enesp.htm

Y podemos seguir. ¿Cuántos de quienes conservan su trabajo y se echan las manos a la cabeza por las cifras del paro siguen yendo cada día a su empresa en coche religiosamente? 6 millones de parados y todavía hay atascos a la entrada a los trabajos. Una persona, un coche, una persona, un coche… ¿Cuánto dinero han gastado en gasolina? ¿Saben dónde va ese dinero? ¿Se dan cuenta que dedicar horas de su vida y un porcentaje considerable de su renta a financiar el negocio del petróleo no es la mejor manera de promover un crecimiento sostenible que termine generando empleo? Yo voy en bici, que es lo ideal, pero no todo el mundo puede hacerlo. Aunque muchos podrían. Está el transporte público, que fuera de Madrid no es una opción tan válida. Aunque de nuevo muchos podrían. No me vengan con que es un problema ir en autobús un día, porque si no están dispuestos a renunciar a una pequeña comodidad, entonces no digan luego que “luchan” por ir a una manifestación. Pero oigan, incluso si no hay otra opción ¡compartan coche! Mucha gente ha empezado a hacerlo por dinero, pero deben hacerlo pensando en disminuir la compra de gasolina. Cada vez que compran gasolina están enviando dinero fuera de España, para comprar más petróleo y para financiar los negocios multinacionales de las petroleras. ¿Sabían que la balanza comercial española es deficitaria precisamente por la compra de combustibles fósiles? Ese es el motivo por el que el Gobierno anterior limitó la velocidad a 110 km por hora. Si no comprenden la importancia de esto, léanse este artículo de un señor de derechas que si cree en el capitalismo -> http://blogs.elconfidencial.com/espana/disparate-economico/2013/01/14/la-balanza-de-pagos-otro-desequilibrio-insostenible-7926

Pero claro, era muy importante volver a ir a 120 km por hora con tu coche. Mucho más que la economía del país. Así nos va si casi nadie salió en defensa de una de los pocas cosas que se hicieron con sentido para luchar contra la crisis y que dió resultado el tiempo que se aplicó. Por si no lo saben, la economía española ahorró 94 millones de euros en un mes. Pero mola más correr, ¿verdad?

Y así podemos seguir viendo como 365 días de colaboración de TODOS con el sistema son evidentemente más potentes que un día, dos o veinte de manifestaciones.

Si quieren conseguir algo hay que manifestarse. Pero, a pesar de lo que creen, no es lo más importante. Cambien sus hábitos de vida. Yo lo intento, pero conozco gente que me da mil vueltas. Pero oigan, lo intento. Algún impacto irá teniendo. Pero mediten sobre esto. ¿Tanto les cuesta dejar un día o dos el coche? ¿Tanto les cuesta dejar de comprar en Carrefour o el Corte Inglés o Mercadona o cualquier otra cadena y acercarse a la tienda del barrio? ¿Tanto cuesta no comprar cada año unos zapatos de plástico a 15 euros hechos en dios sabe donde, sino unos zapatos de calidad que le duren 3 años? (Ojo, calidad, no marca. La marca suele hacerse en dios sabe donde)

Y otros pasos como cambiar de suministro eléctrico o de banco no son tan complicados. En el caso del suministro eléctrico me ha costado un correo electrónico y un fax. Ya sólo consumo energía solar y eólica a través de una cooperativa. Y en dos visitas a Triodos ya tengo más del 60% de mi dinero en la banca ética.

Si yo puedo, ustedes pueden. Nos vemos el 23F, pero sobre todo espero verles en un futuro mejor gracias a los cambios que hagan en su vida a partir de hoy. Si no, sólo tendrán una historia de manifestaciones que contar, junto a otra historia paralela de como lo perdimos todo.

Y no creo que esté exagerando -> http://www.expansion.com/2010/03/25/economia-politica/1269540323.html

Hasta otro día.

Imagen

La salud es una ruina

Hay una frase que no se donde he leído que viene a mi cabeza de vez en cuando: “Ser pobre es muy caro”. De algún modo la he asociado a todo lo que he ido reflexionando en estas semanas de gripe-virus-fiebre-dolor muscular. De hecho, estar sano es una ruina. Si nos guiamos por los patrones de salud de la sociedad occidental, es carísimo. Entre gimnasio, nutricionista, osteópata, complementos vitamínicos, fitoterapia, dietas, diuréticos y antifatigas tipo revital o energisil se te va el sueldo de Rodrigo Rato.

Bromas a parte, el truco del sistema ha sido hacernos pensar que no estamos sanos si no “compramos la salud”, sea en formato medicina o en formato gimnasio, revistas, cremas, etc. La salud, como todo, se ha convertio en un negocio. Y para mi, este es un tema central. Más aun después de sufrir la enfermedad recientemente.

En este tiempo de enfermedad, donde aun se respetan las bajas laborales (por poco tiempo) he podido revisar el documental Sicko de Michael Moore.

Es un documental de 2006 acerca del sistema de salud norteamericano, por lo que no refleja los mismos poblemas que podemos tener en España, pero el asunto de fondo si es el mismo: tratar la salud como un negocio privado. En la entrada anterior de este blog, subida entre fiebres, adjunté el artículo “Las bacterias no entienden de economía” en el que se critica básicamente como los criterios económicos se han impuesto a los criterios de salud en la investigación farmacéutica en las últimas décadas, provocando, ente otras cosas, un descenso de la eficacia de los antibióticos y una sobreoferta de productos para “ricos” (antidepresivos) y una infraoferta de productos para “pobres”(vacunas).

Y sobre esto último ha habido interesantes novedades los últimos días. Ha querido la casualidad que mientras alguien me contagiaba de lo que fuese en una conferencia sobre legislación de patentes de software, en el mundo saltaba la noticia de que la India se enfrentaba a Bayer por la patente de un anticancerígeno. La noticia entera la tienen aquí, pero en resumen se trata de lo siguiente: Bayer comercializa un anticancerígeno por 4.000€ al mes y la India ha decidido fabricar un genérico por poco más de 100€. No es el primer caso de este tipo. En su día Brasil rompió la patente de un medicamento contra el SIDA. Tailandia también siguió ese camino.

Las farmacéuticas alegan que las patentes protegen la investigación. Que nadie va a financiar el I+D si luego no va a recuperar la inversión. Suena coherente, pero yo tengo varios peros a esto:

– El gobierno indio, ¿debe proteger la I+D de Bayer o a los enfermos de cancer de su país? ¿Protegería Alemania la I+D india o sus propios enfermos?

– Si la India puede ofrecer un genérico 40 veces más barato, es que el I+D no es tan caro como dice Bayer. Al menos si el objetivo es conseguir la medicina para curar y no para hacer negocio.

– ¿Deben ser negocios privados quienes investiguen la cura de las enfermedades? Esta pregunta es para mí la más importante.

Los intereses privados son legítimos, pero son privados. Cualquier repaso a las cifras de la industria farmacéutica revela ciertas tendencias que nos deberían hacer reflexionar:

1. En los últimos 40 años no ha habido grandes innovaciones en antibióticos para humanos. De hecho, algunos han dejado de ser tan eficaces como lo eran hace 40 años. Sin embargo, se ha hecho un gran negocio suministrando estos antibióticos al ganado para engordarlo artificialmente. Esto ha provocado que muchas enfermedades que tenían cura se hayan hecho resistentes a las medicinas. Pero ha sido un gran negocio para los intereses privados. Tienen ustedes datos en el artículo que les enlacé antes sobre “las bacterias no entienden de economía”.

2. En las últimas décadas, gran parte del I+D se ha dirigido no a inventar medicamentos, sino enfermedades. Se han recogido problemas sociales y se han hecho clínicos. Y luego se ha puesto en circulación un medicamento. Los antidepresivos son un gran negocio: se suministran durante largos periódos de tiempo (quizá toda la vida) y son consumidos por ciudadanos de los países ricos. ¡Ojo!, la depresión es una enfermedad. Y muy seria. Pero “estar depre” NO. Y muchas veces las causas de las “depres” son sociales y derivadas de un estilo de vida. Pero vender pastillas sin duda es mejor para un negocio privado. Les dejo este enlace de “Rema y calla” con más información. Es muy bueno.

3. Lo mismo ocurre con el incremento de niños con “déficit de atención”. Haberlos “hailos”, pero hablen con profesores y descubrirán que la mayoría lo que tiene es problemas en casa. Pero de nuevo vender pastillas es un mejor negocio. Como suele pasar con casi todo en esta vida, los Simpsons ya trataron este tema.

4. Una vacuna no es rentable. Es barata y se suministra una única vez. ¿Qué inversor privado del tipo que ha generado esta crisis va a financiar investigar sobre una vacuna cuando puede financiar un medicamento que se suministra regularmente?

5. A pesar del gasto en I+D, el principal gasto de una industria farmacéutica es el marketing, como corresponde a un negocio privado. http://piedrafilosofal.wordpress.com/2008/02/09/la-industria-farmaceutica-gasta-mas-en-marketing-que-en-investigacion-y-desarrollo/

Si uno lo mira desde el punto de vista del accionista, todo esto es lógico. Si lo mira desde el punto de vista del enfermo, no.

Les recomiendo ver el documental de Michael Moore. Lo tienen por partes en youtube. Les dejo la primera parte al final del post.

Sobre mi desenganche personal, tengo pocas novedades, ya que me he pasado este mes revolcandome entre el sillón, la cama y el trabajo. Mal ambiente para innovar y enfrentarse al mundo. Pero no desisto.

Tras la semana santa seguiré desenganchándome y se lo iré contando en este blog

¡No se lo pierdan!

El Capitalismo no va de dinero

Estoy preparando un cambio en el sitio que ocupa mi dinero y sigo avanzando en otros trabajos. Mientras tanto, hoy sólo voy a reflexionar.

Llegó el día de hablar de dinero.

Bolsa de dinero

Mucha gente confunde capitalismo con dinero, o viceversa. Cuando hablas de salirte del capitalismo, en seguida el ciudadano medio pregunta: ¿y cómo vas a vivir sin dinero?  La respuesta correcta es otra pregunta: ¿y por qué voy a vivir sin dinero?

Este es un tema que da para una tesis y esto es un blog, así que me explicaré con ejemplos bastos, adjetivos burdos y exageraciones para que se me entienda bien, pero obviamente generalizaré y daré algún patinazo. Dejen sus comentarios y podremos debatir.

El capitalismo no se basa en el dinero. No señor, no se engañen. El capitalismo se basa en la legitimación de la propiedad privada sobre el resto de valores sociales. También la propiedad del dinero, pero no sólo. Fundamentalmente, se basa en la propiedad de los medios de producción. Voy por partes.

Primero: el dinero es muuucho más antiguo que el capitalismo. Tras el trueque, algún pastor pensó que no necesitaba más ánforas y el de las ánforas pensó que no necesitaba más leche de cabra. Fueron a hablar con el de las gallinas, pero este no quería ni ánforas ni leche, quería algo de el de más allá. Así pues, inventaron un bien común que pudiese trocarse por cualquier cosa con un valor estandar (granos de trigo, piedras preciosas, etc) y nació el dinero. Estamos hablando de hace miles de años. Como no quedó escrito en ninguna parte y las palabras se las lleva el viento, sólo podemos saber algo de lo único que aguanta el tiempo: las monedas. Cuando algún cacique o algún rey pensó que debía ser él quien controlase el comercio, decidió que esa unidad de medida la acuñarían en el palacio. Las monedas más antiguas (encontradas) datan de hace 7 milenios (5.000 a.C.).

Moneas antiguas

Siglos antes de las acciones, el crédito o los derivados

Si especulamos y tomamos esa fecha como el nacimiento del dinero y situamos el nacimiento del capitalismo en las leyes de cambio de propiedad de la tierra en Inglaterra (mediados del Siglo XVII), podemos decir que si toda la historia del dinero se condensase en una semana, el capitalismo ocuparía  la última media hora del domingo, de 23:30 a 00:00.

Así que, primer punto, el capitalismo no ha inventado el dinero. Eso sin contar con algo más obvio: si el dinero va ligado al capitalismo, ¿qué hacían en la URSS con los Rublos?

Segundo: la clave del capitalismo es la legitimación de la propiedad privada de los medios de producción por encima de todo lo demás. Es cierto, se podría hacer una historia de la propiedad privada anterior al capitalismo igual que la que he hecho con el dinero. Sin embargo, en la edad media un noble no podía vender su tierra a un vasallo, había algo por encima de la propiedad, que era la cuna y la nobleza. Eso sí, podía otorgarle parte de sus tierras haciéndole caballero, pero no comerciando con él. En Roma un esclavo no podía tener propiedades, la esclavitud estaba por encima de la propiedad.

Cuando nace el capitalismo, nace de la propiedad tal como la entendemos hoy. Legitimada como bien supremo. Se entiende que si algo es de uno, puede hacer con ello lo que quiera (suena bien, ¿verdad?). Suena muy bonito, porque el ideal liberal es que todo el mundo comercia con todo el mundo, pero lo cierto es que no es así. No todos tienen las mismas cartas al comenzar la partida, de hecho hay quien no tiene nada salvo a sí mismo. Y esos tiene que comerciar con lo único que poseen: su fuerza de trabajo. Venden su única posesión, pero sólo pueden venderla mal. Si su fuerza de trabajo puede producir una riqueza X, ahora trabajan para otro, por lo que sólo recibirán como sueldo una parte de esa riqueza X que son capaces de producir. El resto se lo quedará quien ya poseía bienes de producción como tierras o una fábrica. El que recibió más cartas al comenzar la partida.

Hubo un señor alemán que lo explicó mejor que yo.

Pero amigos, cuando la propiedad es una diosa intocable, las consecuencias de este juego injusto están justificadas.

– ¿Por qué puede Telefónica despedir empleados, provocando un problema social como el paro, aun teniendo beneficios? Porque el interés privado de los propietarios, los accionistas, es más legítimo que el derecho al trabajo.

– ¿Por qué los mercados caen hoy que les escribo esto por un referendum en Grecia? Porque el derecho a recuperar el dinero invertido o prestado (que es propiedad cedida) es superior en nuestra sociedad a que un país decida democráticamente su destino.

– ¿Por qué puede un banco echar a una familia a vivir en la calle si se retrasa en los pagos de la hipoteca? Porque el derecho a “cobrar lo mio” es superior al derecho a la vivienda de una anciana enferma de cáncer con un hijo discapacitado

etc, etc, etc.

La propiedad privada es superior a cualquier cosa. Eso si, aquí vienen los típicos listos y te dicen ¿y si entro en tu casa y me llevo tus cosas no vas a defender tu propiedad privada? (Que dan ganas de responder: y si te parto la cara…. ) Pues claro, voy a defender mi propiedad personal. Voy a defender lo que es mío porque lo he obtenido con mi trabajo.

En cada cosa que hay en mi casa hay horas de trabajo mías acumuladas. Si hecho cálculos rápidos, el ordenador desde el que escribo me costó de segunda mano una semana y media de trabajo. Mi cama una semana. Pero es propiedad personal, adquirida en un intercambio limpio de tiempo por trabajo, trabajo por dinero, dinero por bienes. Parte de mi tiempo de trabajo también se destina a impuestos, pero ese es otro tema para otro día.

La diferencia está aquí: si tu te llevas mi propiedad personal, te llevas mi tiempo de trabajo para aumentar tu propiedad personal sin dar a cambio tiempo ni trabajo a la sociedad. Ahora, si yo poseo una empresa y te contrato, tu tiempo y trabajo generan tu propiedad personal y la mía….¿por qué yo tengo el derecho a los beneficios? Porque he arriesgado mi propiedad montando la empresa, ok. Pero, y aquí es donde quiero llegar, ¿por qué yo soy “socialmente” superior? Es decir, ¿por qué si tu eres tan importante como yo para crear la riqueza de mi empresa, si nos necesitamos el uno al otro, si mi riesgo y tu trabajo son complementarios, sin embargo yo decido, yo mando, yo te despido aun con beneficios? Porque la empresa es MIA, aunque yo sea un accionista a miles de kms que ni sabe donde estás tu ni que haces. Es mi propiedad y eso está por encima de tu trabajo.

Eso, amigos, es el capitalismo. No el dinero.

Eso si, ¿qué puede poseerse mejor que el dinero, ese bien intercambiable por cualquier otra cosa? Los capitalistas lo supieron pronto, así que trasformaron el capitalismo industrial en capitalismo financiero. Mejor poseer dinero que simplemente bienes de producción. Y así llegamos al mundo actual, sobre el que estoy preparando un paso en mi proceso de desenganche importante. El 33% de mi dinero va a mudar de sitio. Ya verán donde.

De momento les dejo con una pista: este documental fantástico.

Un saludo.