¿Hay sangre en tu móvil? Una nueva clasificación de marcas | Carro de combate

En esta clasificación elaborada por la web Carro de Combate podéis comprobar la ética o no del origen de vuestro teléfono móvil.
http://www.carrodecombate.com/2014/09/12/hay-sangre-en-tu-mvil-una-nueva-clasificacin-de-marcas/

Anuncios

Reparando mi PC de 10 años

Si es usted un fanático de la tecnología (como yo) seguramente se vea impulsado a comprar y renovar sus aparatos de vez en cuando. Y si no siente ese impulso, ya se encargan los fabricantes de montar numeritos para que lo sienta. Pero, si además de ser un fanático de la tecnología, es usted reflexivo, sabrá cual es el origen de todos esos cacharritos.

Observe esta foto

Imagen

Estos tres niños soldado, que por su cara no pasan de su primer año de pubertad, son los encargados de vigilar las minas del Congo de donde salen la mayor parte de los materiales que componen ese nuevo cacharrito que no necesita, pero desea. National Geographic acaba de publicar una serie de fotografías sobre las minas del Congo con la intención de concienciar al mundo occidental acerca del origen de los materiales que conforman nuestro hábitat digital.

Puede verlas aquí -> http://ngm.nationalgeographic.com/2013/10/conflict-minerals/bleasdale-photography

Este es un tema del que he hablado en otras ocasiones en el blog, así que no me voy a extender en la explicación y les invito a visitar los post contenidos en las etiquetas tecnología, software libre, obsolescencia programada, etc. Lo cierto, es que esta publicación de fotos ha coincidido con el hecho de que he tenido que reparar un portatil Presario 3000 antiguo y me ha animado a contárselo.vPara entendernos sin tecnicismos, este Presario 3000 es un PC con más años que la tana y que compré de segunda mano en 2005. Última moda.

¿Por qué se lo quiero contar? Porque si son ustedes reflexivos, observarán que de esta mínima anécdota se puedes extraer muchas conclusiones.

Resulta que la memoria RAM tipo DDR(1) de ¡wow! 256 megas -ahí es nada- se había extraviado al cacharrear con él. Fui a comprar una de segunda mano y me encuentro con que ya no se fabrican, así que llegan a ser más caras que la actuales de 2 Gigas (10 veces más potente).

Lección 1. No fabriquemos más DDR1 y el día que el PC se rompa, a comprar otro, porque será imposible repararlo.

Lección 2. La escasez incrementa el precio. “Hombre, no te merece la pena, cómprate otro ordenador”

¿Ven por donde voy?

Astuto como sólo un altercapitalista sabe ser, me metí en eBay y busqué algún incauto que, desconocedor de las normas del capitalismo (si es escaso y sólo lo tengo yo vale mucho, aunque sea mierda), pensase que su vieja DDR1 es un objeto sin valor. Tras varias búsquedas, lo encontré. De pagar 40€ que me pidieron en una tienda, a comprar una memoria por 1€ y 3€ de envío. Sintiéndome más listo que Bill Gates, me llevé el chasco de abrir el sobre y encontrarme una placa PC2. Por si ustedes no lo saben, la diferencia real entre PC1, PC2 y PC3, además de la capacidad (y esto sólo a veces), es que la ranura para encajarla se desplaza un milímetro y es imposible de insertar.

Lección 3. Cambiemos un detalle sin importancia para nosotros, pero vital para ellos, y todo el mundo tendrá que comprar de nuevo algo que ya tiene.

¿Qué hacer? ¿Pasar por el aro? ¿Pagar 40€ por una RAM para reparar un PC que entero vale 30€ en eBay? ¿Comprar otro PC?

¡Jamás! Me dirigí a la Tabacalera, centro social autogestionado en Madrid, donde la estupenda gente de Cyclicka se dedica a recoger PC viejos, repararlos e incluso donarlos. Si yo necesitaba una RAM de ese tipo, quizá ellos necesitasen otra del tipo de la que estaba en mi poder. Y así fue. Yo les di mi RAM y ellos me dieron una como la que necesitaba. Además me aconsejaron cambiar la versión de Linux de Xubuntu a Lubuntu teniendo en cuenta el tipo de PC que estaba reparando.

Llegué a casa. Puse la memoria en su sitio. Aproveché a limpiar el PC. Instalé Lubuntu. Y ahí me tienen con un PC que ya era de segunda mano hace 8 años navegando por la red gracias a Linux Lubuntu y el navegador Chromium. Y visitando la web de www.lamarea.com sin problema.

¿Por qué cuento esto?

Parece una anécdota sin importancia, pero si reflexionan se darán cuenta de que es un ejemplo más de como está montado todo. Todos los caminos del capitalismo llevan a la insatisfacción permanente. Tienes un PC que necesitarás cambiar entero porque una pieza tendrá la ranura desplazada un milímetro. Y no te preocupes por buscar una pieza anterior, que ya no las hacemos más. ¿Por qué? Porque así necesitarás un suministro de materiales permanente, lo que supone para las empresas un suministro permanente de dinero. Y las consecuencias son las minas en el Congo, 24h de explotación humana para que usted compre un PC nuevo cada dos años porque se supone que el antiguo ya no vale. Pues si vale. Le exige a usted desengancharse de Windows y de iOS, pero vale. Y el de hace 10 años también.

¿Necesita más motivos para el desenganche? Aquí le dejo un mapa donde nos indican los lugares donde se sigue practicando la esclavitud.

Imagen

Si, si, la esclavitud. Eso que había sido abolido en el siglo XIX según nos enseñaron en el colegio. ¿Y por qué cree que sigue existiendo? ¿Por malvados señores feudales locales? Estos son necesarios, pero sigue existiendo porque queremos un móvil más potente que el Apolo XIII en el bolsillo cada dos años y que nos cueste menos que tres noches de hotel. Sin esclavitud ya me dirán ustedes como salen las cuentas.

¿Y qué puedo hacer?

Pues hay varias opciones.

a) Reutilizar lo que a otro ya no le vale (y si son ustedes los donantes, piensen que evitan generar un residuo)

http://www.sindinero.org/blog/archives/7597

b) Hacer trueques con otras personas que necesitan lo que usted no quiere y tienen lo que usted necesita

http://www.sindinero.org/blog/archives/7562

c) Directamente decidir que se vive mejor con menos

http://www.rinconabstracto.com/2012/02/conozca-al-hombre-que-solo-posee-15.html?m=1

d) Inventar una nueva forma de hacer las cosas. Por ejemplo, un teléfono desmontable que no necesite ser cambiado de forma completa cuando quiera actualizarlo. Esta iniciativa existe, se llama PhoneBlocks y sus promotores están buscando apoyos para hacerlo realidad.

Este es el vídeo de la idea http://www.youtube.com/watch?v=oDAw7vW7H0c

Aquí pueden leer más sobre este proyecto  http://www.microsiervos.com/archivo/gadgets/phoneblocks.html

Y aquí pueden poner su granito de arena https://www.thunderclap.it/projects/2931-phonebloks

Una pregunta más. ¿De verdad el ordenador de 10 años funciona?

Todo lo que ha leído ha sido escrito en él. Y más que escribiré.

¡No se lo pierdan!

Mes 1: midiendo el impacto y buscando imitadores.

Como quien no quiere la cosa llevo un mes buscando la manera de ir desenganchándome del capitalismo. Voy pasito a pasito, pero voy consiguiendo cosas. Como dice la iniciativa de la Carta de la Tierra, “se empieza por uno”

La Carta de la Tierra la podéis leer en este enlace y tiene como misión “promover la transición hacia formas sostenibles de vida y una sociedad global basada en un marco ético compartido que incluye el respeto y el cuidado de la comunidad de vida, la integridad ecológica, los derechos humanos universales, el respeto de la diversidad, economía justa, la democracia y una cultura de paz”.

Otro día volveré sobre esta iniciativa, pero de momento me sirve para enmarcar que lo que yo hago en mi vida y muestro en este blog no es más que una pequeño ejemplo de un anhelo colectivo y global.  Y que todos podemos hacer algo parecido. A continuación voy a mostrar el impacto de lo poco que he hecho hasta hora, pero me gustaría que sirviese para reflexionar sobre lo “mucho” que supondría si fuésemos, valga la redundancia, muchos.

Por mi parte, he cumplido un mes de mi “desintoxicación” y de momento me he limitado a buscar maneras para desenganchándome del mundo del petróleo, de la obsolescencia programada de la informática y de la acumulación de bienes de consumo. Ya avanzo que el siguiente paso tiene que ver con lo financiero, con el crudo dinero, pero antes de adelantar acontecimientos quiero celebrar el mes informando de las primeras mediciones de este experimento:

1. Poco a poco voy cogiendo la forma. Llevo 4 días salteados de desplazamiento en bici al trabajo y la lluvia de esta semana ha impedido que sean 6, pero veamos el impacto.

  • He pedaleado 6 horas en total (sin contar la bici crítica) Eso supone:
  • 864 kilocalorías (una comida)
  •  5 litros de diesel no consumidos, que supone un ahorro de unos 6 euros
  • 15,5 kg de CO2 que he dejado de emitir a la atmósfera.
2. He extraído 30 kilos de bártulos de casa. Es cierto que casi 15 de esos kgs corresponden a un viejo microondas, pero no es poco.
  • El microondas lo he regalado
  • La ropa la he donado en uno de esos contenedores especiales que hay por las calles. No he echado de menos nada.
  • El resto se ha convertido en unos 10 kgs de residuos que he separado convenientemente para su reciclaje
  • De momento no he practicado el trueque, pero dado que lo próximo es una limpia de DVDs y libros de los que regalan o venden con los periódicos, será uno de los siguientes pasos.

3. Continúo con lo de fabricarme mi propio ordenador. Pero esto va para largo, así que impacto “0”. Eso si, gracias al taller de montaje me enteré de una charla de Richard Stallman y acudí a verla. Algo es algo.

El impacto para un primer mes no está mal, sobre todo con respecto a la bicicleta, pero debo incrementar las labores de desenganche. Por ello, además de continuar con estas tres, los siguientes pasos serán: financiero (en breve  noticias sobre esto); sobre los alimentos que consumo; y probar algún servicio de trueque.

Hasta entonces les dejo con un video que explica “La Carta de la Tierra” para que lo vean y se animen a imitarme. Si multiplican el pequeño impacto que he registrado en un mes por 1.000 personas  que se animen durante un año a dar pasos como los míos, se darán cuenta de la fuerza colectiva que tenemos frente a un sistema con muchos lados oscuros.

Les espero

¡No se lo pierdan!

Día 14: obsolescencia programada y tecnología libre

El pasado sábado 8 de octubre, día 14 de mi desintoxicación, profundicé en mi trabajo de conocimiento de las opciones de tecnología libre. Como comenté en una entrada anterior, voy a tratar de mantener mi enganche tecnológico, pero con opciones libres, y para ello estoy realizando un curso de Montaje e iniciación a la informática libre.

El objetivo es huir de uno de los grandes males del capitalismo: la obsolescencia programada. Si no saben que es, TVE emitió este maravilloso documental donde se explica con todo detalle, con algunos ejemplos sorprendentes.

En esta primera sesión práctica tuve el placer de aprender como empezar a recuperar un ¿viejo? PC. Y pongo lo de viejo entre interrogaciones, porque una vez abres unos cuantos ordenadores y analizas las piezas te das cuenta de algo tan simple como desconocido: la mayor parte de lo que compras -o lo que te venden- cuando cambias de ordenador es volver a pagar lo que ya tienes. Normalmente, cuando alguien se compra un ordenador, compra DE NUEVO un disco duro, una memoria, unas placas, etc, etc, cuando las del ordenador supuestamente antiguo sirven perfectamente.

Lo único que quizá se queda obsoleto es el microprocesador. El resto puede ampliarse, incluso reciclando piezas de otro ordenador desechado. ¿Cambiar todo un PC para cambiar algo tan pequeño como esto?

imagen de microprocesador en la palma de una mano

Suena absurdo, ¿verdad? Es como cambiar el coche entero para cambiar de carburador. Pues es lo que hacemos casi todos. Si a eso le añadimos que para navegar por internet, leer el correo, escribir en word y como mucho usar excel te vale la potencia de un micro de hace varios años, entonces las dudas se multiplican, ¿por qué me compré otro ordenador?

Y si además utilizamos una versión sencilla de Linux, Firefox y Libreoffice para realizar esas operaciones, nos sirve un microprocesador aun más antiguo que no utiliza tantos recursos. Apaga y vamonos: el viejo ordenador que tengo en un rincón -porque me da pena tirarlo- sirve para el 90% de lo que hago hoy con el que me compré influido por el marketing y mi desconocimiento.  Sencillamente me vendieron un nuevo windows, un nuevo office y un nuevo microprocesaor por muuuchos euros, por 10 veces más de su valor, junto con piezas que no necesitaba comprar de nuevo. Todo aprovechándose de mi ignorancia.

Eso se va a terminar, con un nuevo objetivo: me propongo de aquí a unos meses (según avance el curso y mi habilidad para algo que hago por primera vez) recuperar mi viejo PC y demostrar que con unas piezas que recoja de otros equipos y con software libre soy capaz de hacer todo lo que hace el moderno ordenador desde el que les escribo estas líneas. Y por supuesto, se lo contaré aquí.

¡No se lo pierdan!

Día 7: Tecnología libre

El otro día reflexionaba sobre una de las grandes ataduras que tengo con el sistema: el petróleo.

Hoy voy a comenzar a probar como se desengancha uno de otra de las grandes trampas del capitalismo: el consumo desenfrenado de tecnología. No, no voy a dejar de usar tecnología. Quiero desengancharme del capitalismo, no de la civilización. Voy a desengancharme de la tecnología privativa y consumista.

El capitalismo nos ha hecho pensar dos premisas erróneas:

1. Que la tecnología existe gracias al capitalismo. FALSO, aquí tenéis una lista de tecnología preindustrial: brújula, telescopio, pólvora, navegación, arco (de construcción: medio punto, ojival, etc), fundición de metales, el pan, ganadería, norias de agua, la imprenta y millones de ejemplos más.

– Sin capitalismo se construyeron las Pirámides (que no se si ACS podría reproducir), las catedrales, la muralla china, el Coliseo, etc.

– Sin capitalismo se descubrió América con barcos, astrolabios, etc (para los europeos, que los americanos ya la habían descubierto)

– Sin capitalismo Edward Jenner inventó/descubrió las vacunas. Es más, la invención de la vacuna incrementó la esperanza de vida, con ello la población y esta fue una de las causas de la aparición del capitalismo en Inglaterra. Galileo, Miguel Servet, Leonardo da Vinci, Gutenberg, etc nacieron, crecieron, descubrieron, investigaron y murieron sin escuchar en su vida la palabra capitalismo o gran empresa.

Eso sin contar la tecnología desarrollada por otros regímenes económicos anticapitalistas del Siglo XX, terribles para la vida humana, pero que desarrollaron:

– Nazismo: avión a reacción, cohete balístico, snorkel, etc

– Comunismo Soviético: primer satélite en órbita, primer viaje orbital de un ser humano, etc

La tecnología es pre-existente e independiente de la existencia o no del capitalismo. Eso si, este la ha explotado hasta confundirse con ella fundamentalmente con dos objetivos:

a) Tecnología industrial aplicada a incrementar la producción.

b) Tecnología de consumo. Para que compres, compres, compres y vuelvas a comprar cada día algo más sofisticado. Lo que nos lleva a…….

2. Que la tecnología moderna es tan compleja que sólo puede gestarse con grandes inversiones y, por lo tanto, por grandes empresas. FALSO. Por ejemplo, hace tiempo Richard Stallman y mucha gente como él se dieron cuenta de esto y crearon una comunidad mundial que apuesta por el software libre, del que GNU Linux y Mozilla Firefox deben ser los ejemplos más conocidos. Lo que se necesita no son grandes inversiones de capital, sino grandes inversiones de conocimiento. Y este último no tiene por qué regirse por las leyes de la maximización del beneficio privado de una firma, de un grupo de accionistas o de una previsión de ventas.

Resumiendo: voy a ir pasándome al software libre para todo. Y por si fuese poco, me paso al hardware, si no libre, reciclado.

Icono de Linux

Este sábado pasado (día 7 de mi desintoxicación) me apunté al taller de “Montaje e iniciación a la informática” que organiza el colectivo Cyclicka en las instalaciones del centro social autogestionado La Tabacalera en Madrid. En este taller aprenderé a montar un ordenador paso a paso, con  piezas supuestamente viejas (que sólo son viejas para que te compres otras nuevas, pero que sirven perfectamente) e instalandole software libre: Linux Ubuntu, Mozilla Firefox, Libreoffice, etc, etc, etc

PC abierto

De aquí a 3 meses pretendo tener un PC “nuevo”, reciclado y libre. E iré narrando su gestación y montaje en este blog. Cuando lo tenga, quizá me atreva con las redes wi-fi libres 

¿Se lo van a perder? Seguro que no. ¡Les espero!

Y el pingüino también…..